Veamos los beneficios de correr en la montaña

Sabemos que correr es una de las disciplinas deportivas que más se suele practicar, y que sin duda nos reporta una gran cantidad de beneficios, ya sea a nivel más básico o a nivel profesional. Pero también tenemos que tener cuidado con la superficie dónde corremos, como ya os hemos mencionado alguna vez, pero lo que hoy nos trae aquí no es la superficie, sino la inclinación, para ver los posibles beneficios que nos puede dar el correr sobre laderas de montaña o colinas.

Entre los beneficios que nos aporta, con respecto a beneficios de tipo muscular podemos encontrarnos con que es un entrenamiento de fuerza, y que al correr por zonas inclinadas podremos ejercitar de forma más eficiente músculos como los gemelos, nos reportará beneficios la cadera, fortaleceremos los tendones de Aquiles y en los músculos alrededor de las rodillas.

Por otra parte, y si hacemos este deporte fuera de la ciudad, nos veremos recompensados con aire puro, ya que al ejercitarnos en la ciudad suele estar viciado, lo que nos hará tener mejor calidad de aire en los pulmones, limpiándolos de impurezas, evitando contaminantes y siendo un buen momento para disfrutar de la naturaleza e incluso ayudando a conservarla. Además, la tierra es un buen terreno para correr y nos ayudará a conservar mejor las articulaciones de los músculos debido a que el impacto del pie con el suelo es menos duro que en el asfalto.

Debemos ser cautelosos
Como hemos podido ver, correr por terrenos inclinados tiene muchos beneficios, pero estos beneficios se pueden convertir en problemas si no tenemos cuidado a la hora de hacer ejercicio, y es que si vamos a realizar una actividad que nos requiere de mucho esfuerzo, también tenemos que tener cuidado con algunos factores.

En primer lugar, si nos gusta correr por la montaña, tenemos que informarnos si existen recorridos delimitados y cómo está el camino, ya que al ser una zona más natural, deberemos tener cuidado con irregularidades del terreno como pueden ser baches, ramas sueltas, piedras o incluso desniveles ocultos si no vamos por un camino determinado. También tendremos que fijar más atención en nuestro calentamiento, y por supuesto, nada de correr por superficies inclinadas tras una lesión, podríamos recaer con cierta facilidad.

Por otra parte, tendremos que tener cuidado sobre todo si somos noveles en esto del running, ya que aún no sabemos dónde están nuestros límites, y podría estar bien investigar un poco sobre técnicas de correr en este ambiente. Por último, hay que mencionar que los entrenamientos en este tipo de superficies, al requerir mucho esfuerzo de nuestra parte, no es aconsejable hacerlo diariamente, al menos de primeras, ya que podemos acabar lesionados por sobre esfuerzo.

Como podemos ver, correr por la montaña o por zonas con cierta inclinación puede ser un ejercicio muy práctico y con el que conseguir una buena musculatura en las piernas, pero que comprende ciertos riesgos de lesión si no sabemos realizarlo debidamente, por lo que siempre que lo hagáis os recomendamos que toméis las precauciones necesarias y disfrutéis de vistas, aire limpio y deporte.

fuente: vix.com



Encuentranos como
Radio Gitana en

App Store

appstore

Google Play

googleplay

App World

appworld

Tune IN

tunein

Bookmaker review site http://wbetting.co.uk/ for William Hill